Como plantar un mango

El mango, también conocido como el rey de las frutas tropicales es muy famoso por la facilidad y sencillez que resulta plantarlo, por eso mismo si estas comenzando en esto de la jardinería plantar un mango pude ser perfecto para ti.

¿Qué necesitamos para plantar un mango?

Los materiales necesarios para plantar tu primer mango son cosas muy fáciles de conseguir y que también son muy económicas puede que inclusive ya tengas algunas en casa:

  • 1 mango.
  • 1 frasco de vidrio o un cuenco.
  • Servilletas.
  • Maceta de 25 – 30 cms.
  • Mezcla de sustrato y humos de lombriz (20%)
  • Regador (puedes usar uno casero).

¿Cómo sembramos nuestro mango?

Para sembrar nuestro árbol de mango primero necesitaremos lo más importante la semilla y ¿cómo la conseguimos?, muy sencillo solo deberás comerte un mango de la variedad que deseas plantar hasta retirar completamente la pulpa.

Variedades de mango:

Después de retirar la pulpa y obtener la “semilla” deberemos ponerla a secar por unas cuantas horas, luego de que seque tendrás que con mucho cuidado y con la ayuda de un cuchillo cortar uno de los extremos de la “semilla”.

Una vez hallas hecho un agujero lo suficientemente grande como para introducir tus dedos paras con los cortes y procedes a abrir la “semilla” con mucho cuidado de no dañar la raíz.

Al terminar de abrir la “semilla obtendremos la verdadera semilla la cual deberemos hacer germinar.

¿cómo plantar un mango?
Semilla de mango ya abierta

¿Cómo germinar una semilla de mango?

El proceso de germinación aunque suena como algo complicado en realidad es muy sencillo con el método que te vamos a enseñar a continuación:

Para que nuestra semilla de mango germine lo más rápido posible tendremos que hacer uso de un germinador, te enseñaremos como hacer uno casero mas adelante sin embargo puedes comprar uno profesional en Amazon.

¿Cómo hacer un germinador casero?

Un buen germinador debe brindarle a nuestra semilla un ambiente con las siguientes condiciones oscuridad, humedad y temperatura.

Oscuridad:

Teniendo lo anterior claro daremos inicio a la creación de nuestro germinador para ello necesitaremos un cuenco y servilletas, colocaremos la servilleta abierta dentro del cuenco para posteriormente introducir la semilla encima de la servilleta y cerrarla.

Humedad:

Una vez tenemos nuestro germinador preparado con la semilla dentro tendremos que proporcionarle la humedad necesaria para ella simplemente verteremos agua sobre la servilleta hasta que se humedezca.

Importante: Debes tener cuidado de no excederte con el agua pues podrías provocar que la semilla se pudra, cerciórate de solo verter el agua suficiente para humedecer la servilleta y retira el agua que quede suelta del germinador.

Con el paso anterior ya habremos dado 2 de los aspectos fundamentales para la germinación del mango oscuridad y humedad ahora deberemos proporcionarle una temperatura ideal.

Temperatura:

Para proporcionarle una buena temperatura a nuestro mango no necesitamos de trucos de magia ni ninguna herramienta costosa, simplemente colocaremos nuestro germinador cerca de una ventana a la que le de el sol.

Paciencia:

A partir de aquí lo que resta es esperar, puede que tu semilla tarde 1 – 2 – 3 semanas en germinar como también puede hacerlo en cuestión de días. Básicamente la velocidad de germinación va a depender de la semilla y el ambiente en el que se germine.

En mi caso mi semilla tardo 2 semanas en estar lista para plantar, pude darme cuenta porque la raíz de la semilla ya era bastante grande.

Ahora que nuestra semilla esta germinada daremos paso a sembrarla:

Sembrar mango:

En una maceta de 20-30 cm depositaremos nuestra mezcla de sustrato y 20% humos de lombriz.

Con la ayuda de un lapicero o un palito realizaremos un hueco lo suficientemente grande como para que entre nuestra raíz.

Dispondremos nuestra semilla sobre la mezcla y enterraremos nuestra raíz verticalmente a través del hueco realizado anteriormente con mucho cuidado de no romperla.

La semilla si gustas puedes dejarla un poco a la vista pero si es muy importante que la raíz este lo más cubierta posible por la mezcla.

Esperar:

Esto seria básicamente todo lo que tendrías que hacer, solo te queda esperar recuerda humedecer todos los días tu árbol con suficiente agua para que este pueda crecerlo más rápido posible.

Si lo haces correctamente en algunos meses podrás tener resultados como este:

Sembrar planta de mango en casa
Show Buttons
Hide Buttons